¿La ansiedad como un síntoma de nuestra época?

¿La ansiedad como un síntoma de nuestra época?

¿Qué es la ansiedad y por qué está tan extendida socialmente? El filósofo Byung-Chul Han ofrece algunas respuestas interesantes para abordar esta cuestión.

Lo que identificamos como ansiedad se genera, inicialmente, como una reacción natural del cuerpo ante situaciones que pueden acarrear peligro, o que requieren de la máxima tensión de nuestros sentidos. El sistema nervioso se prepara y responde para ponernos en alerta. Pero, muchas veces, esa sensación nos domina sin que nos encontremos frente a situaciones reales de peligro. Otras veces, la sensación es desmedida. Eso es lo que denominamos “ansiedad”.

¿Por qué cada vez más gente siente que tiene problemas de ansiedad? Si es algo tan extendido, deberíamos prestar atención a causas que van más allá de lo individual. Sobre esto escribe el filósofo coreano residente en Alemania, Byung-Chul Han. Sus libros sobre la sociedad actual se han transformado en best seller.

Han señala que la ansiedad y la depresión son característicos de la época actual. Estas sensaciones son generadas, en parte, por una autoexigencia constante de todos los individuos hacia sí mismos, con el objetivo de rendir siempre más. El mandato social de ser buenos emprendedores, capitalizar todos nuestros recursos, ser nuestra propia marca, e, incluso, de no dejarnos abatir por la depresión para no atravesar momentos “improductivos”, genera esa sensación de ansiedad.

La ansiedad, la sensación de “estar quemado”, la depresión, la fatiga y el cansancio crónico “son enfermedades ligadas al exceso y no a la falta, al querer poderlo todo” señala en el mismo sentido Luis Nocete Navarro, médico especialista en psiquiatría.

Los problemas de ansiedad y de salud mental no pueden entenderse solo como problemas individuales, por fuera del contexto social. La pandemia, los confinamientos o la incertidumbre por la situación económica, ha agravado estas sintomatologías en grandes sectores de la población. Esto ha llevado a algunos especialistas a referirse a los problemas de salud mental como una “pandemia invisible”. No causa heridas físicas, pero deja huellas profundas en la psiquis y las emociones. Un estudio de la Universidad de Kumamoto en Japón confirma este panorama: “De hecho, varios estados psiquiátricos, como la depresión, la ansiedad general, el trastorno de pánico, el trastorno de ansiedad social, la dependencia del alcohol, los problemas de adicción a Internet, el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) en adultos y el trastorno del espectro autista se han agravado durante la COVID-19.”

Cuando las causas de los problemas de ansiedad superan el plano individual, no hay soluciones sencillas. Sin embargo, adoptar hábitos de vida más saludables y encontrar momentos para desconectar, en medio de la vorágine diaria, son algunos pasos fundamentales para poder contenerla. Algunos estudios han mostrado también que la utilización de productos con CBD tiene resultados favorables para frenar la ansiedad. Su eficacia depende de la intensidad de los síntomas y siempre es conveniente consultar con un especialista en caso de que estos no desaparezcan. Pero son una buena alternativa para evitar conductas adictivas, ya sea por la vía del alcohol o la medicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra

DIAS FELICES

CÓDIGO

Ir arriba